El colapso financiero amenaza con extenderse a diversos Ayuntamientos del Estado de México que enfrentan dificultades para realizar el pago de salarios en la recta final de sus administraciones. En esta ocasión tocó el turno a Zinacantepec y Coacalco, donde reconocieron serias complicaciones para atender sus responsabilidades financieras a escasos tres meses de que se realice la entrega – recepción de las gestiones a nivel municipal.

En Zinacantepec, municipio conurbado a la capital mexiquense, se informó que 300 trabajadores del ayuntamiento renunciaron “voluntariamente” al salario de un mes. Los problemas se derivaron del recorte del 30 por ciento de las participaciones federales y de los juicios laborales que enfrenta el ayuntamiento que han impedido tener solvencia para cubrir todas sus obligaciones.

El alcalde de Zinacantepec, Gustavo Vargas Cruz reconoció que enfrenta una situación financiera “muy delicada”, pues se han dejado de recibir dos millones de pesos quincenales, lo que ha presionado sobremanera las finanzas del municipio.

En días pasados, trabajadores del ayuntamiento denunciaron que fueron obligados a firmar vacaciones sin goce de sueldo por dos, tres, cuatro y hasta cinco semanas, porque no había dinero para pagar la nómina. Empleados sindicalizados también habían protestado porque a 64 de ellos se les retuvieron una o dos quincenas.

Este lunes, los agremiados al Sindicato Único de  Trabajadores al Servicio del Estado de México y Municipios hicieron un paro de labores para exigir se esclarezcan las retenciones y el programa de vacaciones obligadas.

Durante la reunión, se puso al descubierto acuerdos entre el alcalde y el representante sindical en el municipio, Edgar Salazar Sánchez,  para descontar o retener salarios a quienes no apoyaron su reelección como secretario general del Suteym en Zinacantepec.

Obligado por las circunstancias, el edil aceptó que “erróneamente” aceptó estos acuerdos para hacer descuentos a los salarios de 64 personas, y aseguró que hoy mismo subsanaría la falta de pagos con sindicalizados.

gustavo vargas

Vargas. Deudas.

Exigen pagos en Coacalco

Mientras tanto, en Coacalco cerca de 200 empleados afiliados al Suteym denunciaron también la falta de pago de al menos tres quincenas, lo que ha tornado insostenible su situación laboral en el Ayuntamiento.

Los trabajadores municipales se manifestaron en la explanada central de Coacalco para denunciar que también se les adeudan diversas prestaciones tales como vales de despensa, primas de puntualidad y pagos de finiquitos de trabajadores fallecidos a familiares desde hace dos años.

Durante la manifestación participó un centenar de trabajadores sindicalizados provenientes de los municipios de Tultitlán y Atizapán de Zaragoza.

 

 

Fuente: planamayor.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *