Sospechan abogados que gobierno de Chihuahua presento a un falso homicida de Marisela Escobedo.

CHIHUAHUA, Chih., (proceso.com.mx).- Luz Estela Castro Rodríguez, la abogada que lleva el caso de los homicidios de Rubí Marisol Frayre Escobedo y Marisela Escobedo Ortiz, cuestionó a las autoridades estatales por las inconsistencias en las investigaciones de los crímenes.

“Nos resulta sospechoso que a dos días del primer aniversario del asesinato de Marisela, el 15 de diciembre de 2011, aseguraron que el autor  material era  Héctor Miguel Flores Morán ‘El Payaso’. Dijeron que habían encontrado las evidencias científicas, entre ellas el arma asesina, que era de la banda La Muñeca y que el señor había ya había sido asesinado”.

Y ayer domingo, casi dos meses antes del segundo aniversario del asesinato de Marisela, el gobernador del estado, César Horacio Duarte Jáquez, dio a conocer que el autor material es otro, José Enrique Jiménez Zavalas “El Wicked”, quien fue aprehendido con otros dos hombres, y acusados también de la masacre del bar Colorado ocurrida el 20 de abril de 2012.

De acuerdo con la declaración de Jiménez Zavalas, a quien presentaron ayer ante los medios de comunicación, él recibió la orden de asesinar a Escobedo por parte de Jesús Antonio Rincón Chavero, alias “el Tarzán”, un exagente ministerial y a su vez, éste recibió órdenes de más arriba.

Por lo tanto, indicó Luz Estela Castro, el crimen de Marisela aun continúa impune porque no han encontrado al autor intelectual, el caso no ha concluido. Y es que el gobernador del estado dio por cerrado el caso ayer, en rueda de prensa.

José Enrique Jiménez, de 29 años de edad, aseguró que pertenece a la banda “Los Aztecas”, sicarios al mando del cártel de Juárez, y por un acuerdo entre ese grupo delictivo con “Los Zetas”, ejecutaron a Marisela Escobedo, quien pedía justicia por el homicidio de su hija.

Para Castro Rodríguez también resulta incongruente el lenguaje de Jiménez Zavala cuando dio su versión ante los medios de comunicación; “utiliza la frase ‘privé de la libertad’, que es lenguaje propio del Ministerio Público, de la policía Ministerial, pero no es usual en los sicarios, generalmente dicen ‘maté’, ‘asesiné’; también dice que hizo fuga, cuando lo coloquial es decir me fui, corrí, me escapé. Hay confusión también cuando dice que Marisela estaba junto a una Suburban y más bien era una camioneta pequeña en la que huyeron, la gente que se dedica a delinquir conoce perfectamente esos detalles y marcas”.

Otro detalle es que el acusado indicó que junto a Marisela había una mesa y sillas de plástico, que con una de éstas el hermano alcanzó a pegarle antes de ejecutarla. “Si le pegaron debió darse cuenta que no era una silla de plástico, sino metálica”, refuta Castro Rodríguez.

La declaración de José Enrique Jiménez indica: “Respecto a lo de Marisela cuando la privé de la vida, ella estaba en mero enfrente del Palacio de Gobierno, junto a la Suburban en su manifestación, había una mesa y unas sillas de plástico, unos cartelones colgados e la manifestación de ella, una cruz con listones…, me bajé del carro por el lado de atrás de la Suburban, caminé hacia Marisela, le apunté el arma a la cabeza, jalé el gatillo y se me encasquilló, ella agachó la cabeza, el hermano agarró la silla y me la aventó… la silla me alcanzó a pegar en el brazo pero me la quité, en eso cargué otra vez, Marisela se echa a correr rumbo a l Palacio, el hermano se va por el lado de enfrente de la Suburban, pero cuando él se percató que yo traía arma en mano se hizo para atrás, entonces yo alcanzo a Marisela le apunto arriba de la nuca y le doy un solo disparo y ella se cae en la banqueta a un lado del Palacio…”.

El Centro de Derechos Humanos para las Mujeres, asociación que dirige Luz Estela Castro, exigirá a las autoridades que aclaren el trabajo de investigación porque no puede ser que tengan dos hipótesis que señalen a dos autores materiales, con evidencias científicas.

“Queremos claridad en la investigación y exigir que continúe la investigación porque tanto el asesinato de Rubí como el de Marisela continúan impunes, no hay autor intelectual en el caso de Marisela y Sergio Barraza continúa prófugo”.

http://www.milenio.com/media/6d2/961d703543735b5024387fbc559226d2_int470.jpg

Foto; Milenio. Archivo.

 

Fuente: http://www.proceso.com.mx/?p=321950

(Visited 37 times, 1 visits today)
Publicado en destacados Etiquetado con: , ,

Ed. Impresa

Por Alejandro Olivas

EN SÍNTESISLeer más