CUERNAVACA. El Instituto Estatal Electoral (IEE) fue declarado en insolvencia económica por su consejero presidente Oscar Granat Herrera, debido al adeudo por 7 millones de pesos que heredó la administración anterior al actual gobernador Graco Ramírez Garrido.

Granat Herrera explicó que por casi tres meses el órgano electoral no ha recibido los recursos económicos para los gastos de su operación y eso afecta la operatividad de nueve consejos municipales que aún están en funcionamiento como el caso de Cuautla y Jiutepec.

La falta de recursos también ha impedido el pago de los salarios de decenas de trabajadores eventuales que aún están en operación. Ello independientemente de los adeudos que ya se tienen para el pago de servicios como agua, luz, teléfonos, rentas de inmuebles y de la bodega donde se resguarda todo el material electoral.

Granat Herrera apuntó que derivado de lo anterior el órgano electoral podría suspender varios de los servicios básicos como producto de la insolvencia en que ha entrado la institución desde hace dos meses en que se dejaron de entregar las ministraciones por casi 7 millones de pesos de su presupuesto autorizado por el Congreso del Estado.

Finalmente declaró que tras sostener una reunión de trabajo con el actual secretario de Gobierno, Jorge Messeguer Guillén, éste anunció que será hasta dentro de los primeros 15 días del mes de octubre cuando esté en posibilidades de transferir los recursos económicos que le fueron autorizados al Instituto Estatal Electoral por el Congreso del Estado para su operatividad durante el presente año.

CRISIS. El consejero presidente Óscar Granat Herrera explicó que por casi tres meses el órgano no ha recibido recursos económicos. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

 

 

 

Fuente: eluniversal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *