En la década anterior el presupuesto federal para ciencia y tecnología no sólo no ha aumentado como proporción del producto interno bruto (PIB), sino que ha disminuido, al pasar de 0.41 por ciento a 0.36, por lo que es necesario que el gobierno federal ponga más atención a este sector, aseveró Jaime Martuscelli Quintana, coordinador de innovación y desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Foto: academica.mx

Entrevistado luego de participar en el simposio Las ciencias en la UNAM; construir el futuro de México-Inserción en la globalidad, el académico indicó que ni el gobierno federal ni los estatales se preocupan por la ciencia y la tecnología, por lo que tienen que invertir más en éstas.

Con estos niveles no podemos ser competitivos, agregó, y señaló que mientras en 2000 el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) otorgaba mil 500 becas para estudiantes de posgrado en el extranjero, al final del sexenio foxista el número disminuyó, pues en 2005 sólo se otorgaron 500, mientras para 2009 la cifra aumentó a poco más de mil 700.

Al respecto, dijo, requerimos crear nuevos centros de investigación, reforzar la educación superior y nuestros programas de posgrado, ya que “la comunidad científica mexicana sin duda alguna está lista para colaborar, para llevar adelante cualquier iniciativa, pero se enfrenta a una carencia de recursos económicos muy importante, debido a la falta de presupuesto.

“Se han hecho recomendaciones a la Cámara de Diputados para que se aumenten los presupuestos dedicados a la ciencia y tecnología. El problema grave es que desde hace más de 10 años se estipuló que por ley la inversión federal para este rubro debería ser de uno por ciento del PIB, lo que explica que andamos en un déficit de 0.64 por ciento, cuando menos.

Nada más hay que ver los datos: tenemos un investigador por cada mil miembros de la población económicamente activa, cuando lo deseable a mediano o corto plazo es de seis. Eso es vergonzoso, apuntó.

Expuso que mientras en 2008 Estados Unidos publicó 30 por ciento de artículos científicos a escala mundial, México sólo produjo 0.82 por ciento.

No logro entender la omisión del gobierno federal, si los hechos ahí están, sabemos que sin ciencia y tecnología el país no va avanzar, porque seguiremos dependiendo de tecnología importada, salvo las empresas grandes, que gracias a su fortaleza financiera pueden invertir en ciencia y tecnología en sus propias instalaciones, pero resulta que menos de uno por ciento de las empresas de este país son grandes

Fuente. lajornada.unam.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *