ANAA advierte atroz depredación ambiental desde 8a asamblea en Cherán, Michoacán.

Michoacán es un espejo en el que se reflejan las atrocidades ambientales que se cometen en el país, solapadas e incluso promovidas por el Estado mexicano, determinó el comité de expertos de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA), que durante tres días sesionó en la comunidad indígena de Cherán y cuyo veredicto formará parte del expediente que se enviará en agosto de 2014 al Tribunal Permanente de los Pueblos.

El jurado del organismo, integrado por el canadiense Richard Gerard, de la Universidad Polaris; la costarricense Silvia Rodríguez y el mexicano Víctor Manuel Toledo, condenó al Estado mexicano por la violencia que se registra en la Meseta Purépecha, especialmente en Cherán.

Asimismo, advirtió que el Tratado de Libre Comercio (TLC) ha propiciado prácticas empresariales que destruyen el medio ambiente y la salud de la población, como ocurre con los colonos de tenencia de La Mira, municipio de Lázaro Cárdenas, que han sido afectados por la empresa acerera Arcelor Mittal.

El TLC, consideró, también ha provocado cambios de uso de suelo en las comunidades indígenas para promover plantaciones de aguacate, fresa, frambuesa y zarzamora –frutos que se exportan al extranjero, principalmente a Estados Unidos–, lo que implica un uso excesivo de agroquímicos tóxicos prohibidos en otros países y producidas por empresas como Bayer y Monsanto.

También señalaron a las empresas papeleras del Grupo Scribe y Kimberly Clark asentadas en Michoacán porque “se sospecha” que dichos emporios han generado un mercado en el que se permite la adquisición de madera ilegalmente, uno de los problemas más graves que aquejan a la Meseta Purépecha.

Por lo anterior, el comité de expertos se pronunció a favor de la autodefensa y el derecho a la autosubsistencia de los pueblos indígenas.

Durante la asamblea, afectados ambientales y organizaciones sociales en defensa de la ecología provenientes de media docena de estados de la República alertaron que es evidente que comunidades indígenas de Cherán, Aquila, Paracho y Zitácuaro han sido agraviadas por intereses personales y de grupo, así como de la delincuencia organizada, sin que los gobiernos hayan garantizado la seguridad en esos lugares.

“Hemos podido constatar que comunidades como Cherán están luchando con dignidad ante la invasión y despojo de sus propiedades, la contaminación emitida por empresas nacionales y trasnacionales a sus aguas y tierra, entre otras atrocidades que dejan en evidencia la falta de autoridad y de justicia”, expone la declaratoria de la ANAA.

Las instituciones del Estado mexicano “han sido retorcidas y deformadas hasta hacer irreconocibles nuestros derechos y ponen en riesgo nuestro presente y nuestro futuro; la violencia y la criminalidad se articulan con el Estado y sus corporaciones para infundir terror, desarticular, ocupar, saquear y envenenar a los pueblos, comunidades y ciudades”, sostiene el documento.

En el mismo tenor, plantea que el caso cheranense ha enseñado a todo el país lo que es la organización comunitaria al enfrentarse a la delincuencia organizada por medios propios y conformar un órgano de gobierno y un equipo de seguridad que ha logrado modificar la realidad en pocos meses.

Cherán, Asamblea, Ambientales

Afectados ambientales y organizaciones sociales en defensa de la ecología de media docena de estados de la República asistieron a la asamblea que se realizó durante tres días en la comunidad de Cherán ■ Foto Agustín Ruiz

 

E. Ferrer y M. Equihua / Reportero y corresponsal

Fuente: lajornadamichoacan

(Visited 34 times, 1 visits today)
Publicado en Encabezado, Michoacán, nacional Etiquetado con: , , ,

Ed. Impresa

Por Alejandro Olivas

EN SÍNTESISLeer más