Según el periódico Proceso, la víctima fue identificada como Eladio Martínez Cruz y, de acuerdo al informe policial, fue torturado, castrado y asesinado antes de ser crucificado.

Además, le clavaron, con dos picahielos, una cartulina en el pecho con un mensaje amenazante: «Esto me pasó por violador y esto les va a pasar a todos los chismosos, dedos traidores sépanlo que esto no es un juego».

Martínez Cruz tenía una denuncia penal por violación, cometida aparentemente contra una mujer a la que atacó con un cuchillo el pasado 3 de septiembre.

Según versiones de los medios, el sujeto fue detenido y llevado por policías municipales a un chequeo de salud, cuando fue secuestrado por un grupo de personas armadas. Días después, apareció asesinado.

Fuente. mx.noticias.yahoo.com

Foto: mx.noticias.yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *