Con un cambio en el plan original que incluyó la cancelación de la ceremonia religiosa en la iglesia de Nuestra Señora del Socorro en las Lomas de Chapultepec, se llevó a cabo la boda del hijo menor del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, Juan Cristóbal con Natalia Esponda en un jardín de San Ángel.

La llegada de los invitados, algunos de los cuales comentaron en Twitter sobre amenazas de activistas para boicotear la boda, fue resguardada por elementos de seguridad, quienes instalaron un filtro para permitir el acceso de automóviles solo con invitación.

Entre los invitados se pudo ver a los legisladores David Penchyna y Emilio Chuayffet; al líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps; el presidente del Consejo Político del PRI, Enrique Jackson, así como a miembros del equipo de transición de Enrique Peña Nieto, como Alfonso Navarrete Prida y Enrique de la Madrid.

A las 12 del día, en las puertas de la iglesia donde se había citado a los invitados, un par de hostess entregó unas tarjetas con el cambio de planes.

Ya en San Ángel, entre los asistentes que no ingresaron al jardín en auto se encontró al hijo del ex presidente Miguel de la Madrid, Enrique, quien recibió de buen talante el comentario de un elemento de seguridad, quien le dijo que le esperaba un largo camino hasta llegar al jardín donde se celebraba el compromiso.

 

Fuente: milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *