México • Al filo de las cuatro de la mañana el pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 346 votos a favor el dictamen de reforma laboral mismo que fue enviado al Senado para su discusión, análisis, y en su caso aprobación, esto en un plazo de 30 días naturales.

Luego de catorce horas de discusión en el pleno de San Lázaro, donde se presentó una toma de tribuna, una inédita sesión dirigida desde un balcón en el recinto de San Lázaro a donde quisieron ingresar integrantes de morenaje que resguardaron elementos de la policía federal y entre acusaciones de todas las bancadas los legisladores presentes, avalaron en lo particular y en lo general cambios que no se presentaban desde hace más de 20 años a la Ley Federal del Trabajo.

En la votación que fue dirigida por el priista Jesús Murillo Karam, el PRI, PAN y PVEM hicieron hacer valer su mayoría legislativa para la aprobación de esta minuta, mientras que los votos del PRD, PT y Movimiento Ciudadano poco pudieron hacer para la impedir la aprobación de este dictamen.

Durante la sesión los diputados desahogaron los 124 artículos reservados, de los cuales cuatro eran transitorios; la mayoría de los artículos fueron rechazados de tal forma que el dictamen quedó con la redacción con la que salió de la Comisión de Trabajo de Previsión Social al medio día.

Misentras que en la discusión del tema referente a la democracia sindical del Artículo 371, fracción 9 se presentó un sismo de 5.7 grados, mismo que paso desapercibido en el Pleno de San Lázaro ya que los legisladores estaban en intenso debate respecto a este referente.

En esa votación las fracciones del PRI, PVEM y Nueva Alianza rechazaron la posibilidad de establecer el voto libre y secreto como un único instrumento para la elección de los dirigentes sindicales y aprobaron en cambio, que el procedimiento de elección sea con modalidades de votación económica directa; votación indirecta; o votación directa y secreta, según lo determine cada organización.

La minuta que fue enviada al Senado llegó a la Cámara de Diputados como carácter de preferente por parte del Ejecutivo Federal; hasta el momento lleva un 50% de su proceso legal. Ahora toca al Senado el análisis, discusión y posible ratificación de esas modificaciones a la Ley del trabajo para posteriormente ser enviada al Ejecutivo Federal y se publique en el Diario Oficial de la Federación para su pronta aplicación.

El próximo martes se espera que el presidente de la mesa directiva del Senado, Ernesto Cordero anuncie ante el Pleno la llegada de la minuta, misma que tendrá que ser desahogada en 30 días naturales mientras que en la Cámara de Diputados tendrán que discutir a qué comisiones canalizarán la Ley de Contabilidad Gubernamental, enviada por la colegisladora, esta semana.

Foto: Jesús Quintanar
Fuente: milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *