patos en las ciénegas de lerma
patos en las ciénegas de lerma
Miles de aves llegan a las Ciénegas en invierno, muchas de ellas desde Canadá.
Foto: http://www.facebook.com/sanpedrototoltepec

Desde este noviembre comenzó la cacería en las Ciénegas de Lerma, pese a diversos reclamos por la conservación del medio ambiente que han surgido en la región. Organizaciones No Gubernamentales han preparado una denuncia formal contra autoridades correspondientes, denunciando la destrucción de las Ciénegas de Lerma y diversas especies en peligro de extinción.

Según el reporte de varios medios se tienen testimonios de una falta de regulación y vigilancia absoluta de la cacería dentro de los humedales, a pesar de ser considerado un «Área de Protección de la Flora y la Fauna» a nivel Nacional, «Santuario del Agua» en el ámbito estatal y «Humedales de importancia internacional» por Ramsar, el principal organismo encargado de conservar las zonas de humedales de todo el mundo.

ONG’s han emprendido una campaña denominada «Alto a la cacería y destrucción de las Ciénegas de Lerma», la cual ha denunciado diversos rompimientos a la legislación vigente, se tienen registradas en video una gran cantidad de balazos en horas de la madrugada, en completa obscuridad, algo que, además de cobarde, contraviene la legislación de Vida Silvestre vigente; de estas acciones también se infiere el disparo hacia aves que no se encuentran en vuelo.

También se ha evidenciado en video la infiltración de cazadores a zonas sin permiso de cacería dentro de la Ciénega de Chimaliapan, provenientes de puestos clandestinos en Capulhuac y San Pedro Cholula.

Las organizaciones han denunciado también las confesiones realizadas en diversos foros públicos de cazadores en el sentido de que no todos usan el cintillo requerido para ingresar, matan muchas más aves de las que tienen permitido, lo cual implica también diversas especies de las que ignoran si están en peligro de extinción o no, y además comparten sus tácticas inhumanas para matar a la mayor cantidad de aves sin ser detectados en el remoto caso de operativo.

También se ha destacado la ineficacia de los operativos, pues el año pasado en toda la temporada se realizaron menos de dos operativos en 5 meses que dura la cacería, en estos únicos operativos se reportó unicamente el decomiso de aves, pero ninguna sanción o castigo para los implicados, ni la adopción de nuevas medidas para contrarrestar la caza ilegal.

El bloque de grupos ambientalistas que incluye al Consejo Regional Otomí del Alto Lerma, Comunidades del Alto Lerma AC, Fundación ret, Grupo Millihuacan y el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra hicieron un llamado a constatar el rompimiento de toda la legislación referente a la cacería vigente, además de exigir la prohibición a las balas de plomo y cumplir el veto a las armas automáticas, pues están acabando con varias especies, al menos de la región.

 

Redacción. Agenda Informativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *