El Procurador General de Justicia del gobierno de Veracruz, Amadeo Flores Espinoza, informó, en rueda de prensa en la ciudad de Xalapa, que detuvieron a uno de los presuntos asesinos de la periodista Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso.

Las autoridades explicaron que tras seis meses de investigaciones lograron la captura de Jorge Antonio ‘N’, alias El Silva, que ya está detenido, quien confesó perpetrar el crimen para robar el domicilio de la comunicadora.

Además, señalaron que su cómplice José Adrián ‘N’, alias El Jarocho, se encuentra prófugo por lo que solicitaron la colaboración de todas las fiscalías del país, así como de la Procuraduría General de la República (PGR).

El procurador del estado informó que el móvil del homicidio fue el robo.

La reportera fue asesinada en su domicilio, ubicado en la Capital del Estado, el 28 de abril de este 2012 causando una ola de protestas a nivel nacional para que se diera con los responsables.

Flores Espinosa afirmó que la detención y búsqueda de los inculpados se dio por una indagatoria de más de 180 días realizada por un grupo especial de elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI).

El fiscal estatal indicó que Jorge Antonio N, fue detenido en el municipio de Colipa, luego de una serie de pesquisas para dar con su paradero, y en su declaración ministerial confesó haber llegado a la casa de la víctima junto con José Adrián N, El Jarocho, dando detalles del homicidio.

El Procurador de la entidad afirmó que las declaraciones del acusado son sustentadas en diligencias y pruebas ministeriales, además de las versiones de otros testigos «adquiriendo la calidad de confesión plena que jurídicamente permite conocer la identidad de los homicidas de Regina Martínez Pérez».

Informó que el Ministerio Público a cargo de la investigación ordenó mantener abierta la indagatoria, por lo que se continúa con la búsqueda del segundo probable agresor, por lo cual se han girado oficios a todas las procuradurías estatales y la PGR para que apoyen en la localización del mismo.

El Procurador de Justicia del Estado pidió también la colaboración de la ciudadanía y puso a disposición el número telefónico 01800 849 73 12 para que en caso de que alguien sepa de la ubicación de José Adrián Hernández Domínguez, alias El Jarocho, lo comunique a la autoridad.

Por su parte, la directora de Investigaciones Ministeriales de la PGJ, Consuelo Lagunas Jiménez, explicó que luego del homicidio se conformó un grupo especial de agentes investigadores para llevar a cabo las indagatorias que permitieran la identificación y localización del o los agresores.

Resultado de este trabajo, se generaron tres líneas de investigación. La primera, en el círculo personal y de convivencia de la periodista, tal como sus amigos, vecinos, personal doméstico; la segunda, vinculada a la problemática delincuencial de la zona donde vivía, y la tercera, relacionada con su entorno laboral y desempeño profesional.

En 180 días de investigación, la Procuraduría General de Justicia desplegó más de 155 diligencias, entre ellas 56 dictámenes periciales.

Se agotaron diversas diligencias, asentadas en 35 informes rendidos ante el Ministerio Público por la Agencia Veracruzana de Investigaciones que aportaron información diversa de personas relacionadas con la vida profesional, personal y circunstancial de la periodista.

Se tomó la declaración de 38 personas, 10 de ellas relacionadas con actividades periodísticas y que tenían un vínculo personal o profesional con la víctima, y 28 más que conformaban su círculo de vecinos, trabajadores domésticos y testigos en la zona para desahogar las líneas de investigación ya señaladas.

Los comunicadores, cuyas versiones están asentadas en declaraciones ministeriales, indicaron no conocer sobre reclamo, acoso, peligro o amenaza que se cerniera sobre la periodista, a quien describieron como una persona profesional, sumamente reservada en su ámbito personal, y quien nunca les comunicó sobre algún temor que tuviese.

En el curso de las investigaciones sobre el fenómeno delincuencial de la zona, se encontró el testimonio de un vecino que desde un principio hizo referencia de haber visto el día del crimen, alrededor de las 22:00 horas en las inmediaciones de la vivienda, a dos sujetos vecinos de la zona de quienes dijo sólo conocía sus apodos que eran El Silva y El Jarocho.

La reportera de la revista Proceso fue asesinada el pasado 28 de abril

CRIMEN La reportera de la revista Proceso fue asesinada el pasado 28 de abril. (Foto: Archivo )

 

 

Fuente: eluniversal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *