Capriles encabeza el ritual del perdedor en Venezuela