Más de 700 personas rompieron el récord Guiness del mayor número de humanos realizando un descenso en nieve en traje de baño, en la región rusa de Kémorovo, al oeste de Siberia.

Aunque se tenía que previsto que llegaran hasta 500 personas, la cantidad de personas que participaron superó las expectativas de los organizadores, con lo cual se logró un masivo descenso de esquiadores en paños menores.

Equipados con tablas de snowboard y de esquí alpino, el descenso masivo quedó registrado en video, por lo cual solo falta la confirmación del comité de Récords Guiness para avalar la nueva marca establecida.

Con información de RT.
Redacción. Agenda Informativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *