dif-estado-de-mexico
Por Leonardo Alejandro Olivas Ortíz

dif-estado-de-mexicoVERDADERAMENTE VERGONZANTE el caso de los abusos salariales de las presidentas de los comités municipales del DIF en la entidad, ahí, en ese cargo no hay como es el caso de los alcaldes, un tabulador salarial sugerido, aun cuando al referido tabulador NADIE lo respeta, ni los municipios pequeños y desde luego menos aun los municipios grandes, quienes, faltaba más, determinan sus propios niveles salariales…
ASI LAS COSAS, imagínese usted que luego de ser “un cargo honorifico”, (no remunerado), hay comités municipales del DIF,  por ejemplo reciente Tlalnepantla, si “ganan” (?) más de 100 mil pesos al mes, de acuerdo a nómina, pero faltan algunos otros “beneficios colaterales al cargo”, como son compensaciones, gastos de representación y “varios” en las que todo puede caber, para aligerar “los desvelos por los más desprotegidos de los grupos vulnerables del municipio” como frecuentemente declaran a los medios de comunicación social…
Y DEJENME DECIRLE, lo más grave es que como en el caso de los alcaldes, en los comités municipales DIF, también hay señoras presidentas que determinan sus propios niveles salariales, con los tres agravantes: “premeditación, alevosía y ventaja”, y siempre en agravio de aquellos a quienes prometieron defender y apoyar, de tal suerte, que de manera impune atentan contra sus propios conciudadanos…
EN EL CASO DE SER alcaldesa el asunto se pone un poco más complicado: ya que ahí entran los esposos, los hijos o las hijas o hermanos de la presidenta municipal en turno; o la mamá, como en casos recientes de edilesas que ahora son legisladoras federales; o simplemente las actuales que tenemos ahora en el Valle de Toluca, Valle de México y la Zona Oriente…
COMO DECÍA, YA para concluir, esto pasa en TODOS los comités municipales del DIF de la entidad, sin que las autoridades superiores, o sea el comité estatal del DIF, haga nada por regularizar o determinar de acuerdo a cada municipio o grupos de municipios los niveles salariales que deben percibir las señoras presidentas de los comités del DIF en cada municipio del estado; por aquello de que nadie acepta “trabajar” gratuitamente: por muy “honorifico” que esto sea; y faltaba más: hay que acabarse el presupuesto asignado para “apoyo a los grupos vulnerables”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *