CODHEM: Debemos Fortalecer la Autoestima de los Adultos Mayores Indígenas *Deben respetarse sus derechos en todos ámbitos y evitar la violencia contra ellos

<span class="entry-title-primary">CODHEM: Debemos Fortalecer la Autoestima de los Adultos Mayores Indígenas</span> <span class="entry-subtitle">*Deben respetarse sus derechos en todos ámbitos y evitar la violencia contra ellos</span>

FOTO BOL. 110TOLUCA, Méx.-Los adultos mayores de extracción indígena deben estar orgullosos de hablar su propia lengua, mantener las costumbres de sus pueblos y compartir experiencias, por eso el llamado es que sus derechos humanos sean respetados, señaló Hipólita Guzmán Medina, mujer otomí de San Cristóbal Huichochitlán.

 

La beneficiada con lentes otorgados por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, gracias a la campaña “Mexiqueses a favor de un medio ambiente. Reciclando con causa”, que fomenta la recolección de envolturas de productos alimenticios y artículos de higiene personal, explicó que ese sector de la población debe vivir de manera plena, sin sufrir algún tipo de violencia, y sin depender de nadie, pues tiene capacidad para llevar la administración de sus bienes.

 

Al referirse a la situación que viven, expresó que la violencia contra los adultos mayores no debe tolerarse, y cuando consideren que están siendo afectados pueden acudir a la Codhem para recibir orientación jurídica.

 

Comentó que para vivir a plenitud, realizan sus labores tanto en el hogar, como en otros ámbitos, disfrutando cada actividad y pensando en los beneficios que tienen no sólo como individuos, sino como miembros de una familia y una comunidad.

 

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades para que apoyen a las comunidades indígenas y principalmente a los adultos mayores, pues son personas útiles para la sociedad, que pueden aportar mucho para el aprendizaje de las lenguas originarias y la preservación de costumbres.

 

Señaló que el problema de ahora es que las nuevas generaciones ya no quieren hablar su lengua materna y van perdiendo sus costumbres, por tanto, el reto  es que los adultos mayores ayuden a conservarlas, para lo cual es necesario enseñar a los hijos y nietos desde pequeños, a hablar y entender el idioma, decirles cómo se dice cada parte del cuerpo, las prendas de vestir, comida y en general, lo que esté a su alrededor, para que prevalezca su legado y no quede en el olvido.

 

 

Etiquetado con: