Leonardo Alejandro Olivas Ortíz

PÉSIMA, LA IMPRESIÓN que dejaron algunos candidatos a diputados federales y locales, así como a alcaldes; perdedores y hasta ganadores, que no pagaron la propaganda o publicidad de campaña a algunos medios de comunicación, tanto escritos como digitales…

AL PARECER, el problema fue que ahora se les ocurrió a los candidatos contratar a “comunicadores de campaña”; lo que fue un fracaso en los hechos; (salvo honrosas excepciones) esos dizque comunicadores, simplemente no pagaron los servicios prestados por los medios de comunicación…

TAL FUE el caso de Horacio Morales Luna, que luego de ser empleado por años en la cámara local de diputados, y ahora siendo comunicador de campaña, “se le olvidó” que a los medios, que realizaron un servicio a los candidatos, se les tiene que pagar…

POR ESO, AL NO HACERLO, defraudó primero la confianza de su empleador; y desde luego a los medios de comunicación, que sí hicieron su trabajo y a los que no les pagó…

ALGÚN COMPAÑERO comentó a este respecto: “ya ni modo, total ya se acabaron las campañas”…

PERO ESTE, es un precedente tan vergonzoso y mezquino, que no se debe aceptar y menos permitir…

TAMPOCO, debemos permitir que quede impune, ni aceptar mucho menos, que se repita…

ES CUANTO…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *