Un derrame de crudo en las costas del Pacífico mexicano ensució dos playas consideradas santuarios para la anidación de las especies de tortuga marinas golfina y laúd, que están en peligro crítico de extinción, denunció el domingo la organización ecologista Costasalvaje.

«Residuos de crudo derramados por Pemex, llegaron a las playas de Morro Ayuta y Barra de la Cruz», en el estado de Oaxaca (sur), «prioritarias para el arribo de las especies de tortuga marina golfina y laúd», indicó la ONG en un comunicado.

El derrame de 18.000 litros de crudo, que tuvo lugar el pasado 11 de agosto en unas instalaciones de la petrolera estatal mexicana Pemex, viajó hasta 120 kilómetros y llegó a estas playas, explicó Costasalvaje, que se dedica principalmente a la conservación de ecosistemas marinos y costeros.

Según esta organización, la contaminación de la playa de Morro Ayuta coincidió con el inicio de la llegada de las tortugas golfinas con al menos 1.500 hembras anidadoras.

La playa Barra de la Cruz, agregó, está reconocida por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) «por la importancia de sus humedales y es santuario de la tortuga laúd, cuya población de hembras anidadoras no rebasa los 1.000 ejemplares en el Pacífico mexicano y se encuentra al borde de la extinción en el Pacífico oriental».

«Al menos, 13 tortugas muertas y manchadas de petróleo, fueron detectadas en días pasados por personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente por diversas playas afectadas» debido al vertido, afirmó Costasalvaje, que exigió que la petrolera sea obligada a implementar un programa de restauración y compensación ambiental.
Por Por Paul J. Richards | AFP

Fuente: http://es.noticias.yahoo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *