ZONA METROPOLITANA—–El Derby Presidencia con Hándicap

  • Los exponentes de las tres cuadras, ahí la llevan el otro competidor de Nueva Alianza al final.

    + La yegua blanquiazul no aguanto el trote del macho y se va para atrás.

    + El exponente del sol azteca rebasando caballos cansados y se prepara para la recta final.

    + Mientras que el representante de la cuadra “El Mexiquense” no se confía y sigue adelante.

    + Apenas siete años tiene el del azul turquesa en comparación con las otras cuadras que son del siglo pasado.

    +El ovalo de la república gigantesco escenario.

    Por Fernando Olivas Ortiz

    La carrera que comenzó a fines de marzo y que culminará el primero de julio, ha mantenido a participantes y espectadores en constante ebullición porque pese a que se sabía de un caballo que si    agarraba la punta nadie lo alcanzaría en la política como el azar cuenta la suerte y preparación, por lo mismo muchos creían que el puntero no aguantaría el largo trayecto y sería alcanzado y quizás rebasado.

    Por supuesto en un principio se pensó en la yegua del PAN, que luego de tener una serie de encuentros con caballos de mucho peso de la cuadra albiazul,se pretendió que ya estaba lista para enfrentar a los exponentes tanto del PRI como del PRD, situación que todo indica casi al llegar a la mitad del trayecto, se comprobó que era de otro grupo.

    El que se pensó que sólo estaría de relleno porque ya había visto pasar sus mejores años, fue el de Tabasco, sin embargo el rayo del sureste, aprovecho la experiencia del anterior Derby Presidencial donde perdió en la meta y por una nariz, razón por la cual ahora se está yendo con tiento y poco a poco empieza a tomar velocidad y en forma limpia y a la vista de todos rebasó por dentro a la famosa yegua del PAN.

    De tal suerte que los momios empiezan a cambiar  y ya se encuentra cerca de alcanzar al puntero de la cuadra tricolor y todo indica que el representante del sol azteca, dará la batalla final y puede haber otro final de fotografía para decidir al ganador de este año del Derby Presidencial, sin Hándicap.

    Con la experiencia obtenida se fue relegando y ya al filo de la segunda curva empieza a tomar fuerza y su cierre puede ser ciclónico y echar por tierra todos los pronósticos, que daban como seguro ganador de punta a punta al exponente de la “Cuadra El Mexiquense” y que maneja Pedro Joaquín Coldwell, que buscará que el veloz  ejemplar del tricolor culmine su carrera en primer lugar.

    Por supuesto Gustavo Madero de la divisa blanquiazul, no supo o no quiso dar buenos consejos para que la representante del albiazul, pudiera culminar una estrategia que le dio resultados durante sus carreras preliminares donde desde el principio “puso píes en polvorosa” y nadie la alcanzó, sin embargo con ejemplares de más clase ya no pudo y la culpa se la reparten.

    Del representante aliancista poco se puede decir sólo que “era la chica” y las apuestas estaban cien por uno, sin embargo pocos compraron boleto para apostarle al ejemplar de Nueva Alianza, quien les dio un poco de expectativas a sus correligionarios o seguidores cuando en la curva “El Debate” se fue de pronto hasta adelante, situación que fue inmediatamente controlado por los otros tres participantes.

    Pese a que existe otra curva debate, más adelante no se creé que pueda repetir la dosis el abanderado de la cuadra aliancista y se piensa que “las aguas tomarán su nivel” y de esa forma la lucha por el segundo continúa entre la esperanza albiazul y el rayo del sureste, de la cuadra del sol azteca, aquí su   representante Jesús Zambrano Grijalva, como que espera que el despertar de su abanderado sólo sea una acción para ponerle pimienta al enrarecido hándicap.

    Claro está que no se puede pasar por alto, que el encargado aliancista Luis Castro Obregón, piensa que ya hizo mucho el  abanderado de Nueva Alianza y siente que se sacará lo que se invirtió, en fin, cada uno de los manejadores de los cuatro exponentes como que sienten que cumplieron las perspectivas.

    Sobre todo en el caso de Gustavo Madero Muñoz, que casi pensaba que su abanderada podría abandonar la importante carrera, que tiene como premio la Presidencia de México y poder estar en la mejor caballeriza de la república “Los Pinos” por seis largos años.

    Para esta importante carrera las cuadras se venían preparando desde meses y algunos durante años tal es el caso del representativo del Sol Azteca, que recorrió toda la republica mexicana, dando exhibiciones y captando apoyos que finalmente le ayudaron para que fuera él el que participara por el PRD.

    Otro que también hizo una precampaña permanente fue sin lugar a dudas el de la cuadra “El Mexiquense” que como en su momento lo realizó uno del blanquiazul, que finalmente ganó su Derby, por lo mismo el que lleva los colores tricolores puede recorrer el mismo camino y aprovechar la ventaja que le dio el poder participar en muchos eventos tanto nacionales como internacionales.

    La representativa del PAN y que corre con los colores cambiados porque es diferente, tuvo como se dice en “el argot” salida de yegua fina y todo indica que equivocó su estrategia y difícilmente podrá alcanzar ya no digamos al primer lugar, sino parece que ya tiene reservado el honroso tercer lugar.

    El rayito del sureste, al parecer ya encontró su paso y todo indica que si sabe contenerse será un difícil contrincante para el que desde que empezó la competencia a ocupado el primerísimo lugar, situación que puede cambiar si el color amarillo sigue reflejando el paso cansino pero seguro que lleva el representante del PRD.

    El único que tuvo la oportunidad del hándicap fue el que represento los colores aliancistas que con maestría ha sobrellevado esta primera parte de la competencia, sin embargo difícilmente saldrá del último lugar donde está desde que empezó el glorioso y esperado Derby Presidencial

    La diferencia de cuadras cuando la suya Nueva Alianza recientemente fue fundada, no así las de los otros competidores que funcionan desde el siglo pasado y los tricolores acumulan 8 décadas de vida, los blanquiazules más de setenta y los amarillos casi cinco  lustros, mientras que los del azul turquesa con blanco, acumulan apenas siete años y todo indica que dejará huella en esta su participación del Derby Presidencial,  porque en la otra ocasión paso desapercibido su ejemplar.