box_pelea

‘Money’ ganó por decisión unánime en el MGM Grand Arena de Las Vegas

El norteamericano se adjudicó el lujoso cinturón de diamantes del CMB; antes había obtenido el de oro puro y diamantes

Sin dar una pelea lúcida o que será recordada por lo que resta del siglo, pero dando una cátedra defensiva y de distancia al final, Floyd Mayweather Jr. mantuvo su récord invicto ediotiempo.com y venció por decisión unánime a Manny Pacquiao en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

A pesar de un impetuoso inicio de Pacquiao, la distancia, el manejo de una defensiva prácticamente impenetrable lograron que “Money” unificara los cetros Superwelter CMB, OMB y AMB.

Una presentación de lujo y a la altura de la “Pelea del Siglo”, por primera vez, Michael Buffer y Jimmy Lennon Jr. compartieron la tarima para presentar una pelea estelar.

Pacquiao, tras ser bendecido por su madre y tomarse una “selfie” en el pasillo, lucía confiado y con una sonrisa que le anegaba el rostro.

“¡Manny!, ¡Manny!, ¡Manny!, ¡Manny!, ¡Manny!”, gritaba el público y la Arena del MGM ardía y retumbaba.

Serio y parco, un “Money” cabizbajo y con semblante desafiante ingresó al ring.

Nervioso, el referi, Kenny Bayles les pidió cuidarse y pelear limpiamente.

“Están en la pelea más esperada del siglo, cuídense arriba del ring”, sentenció el “árbitro”.

La velocidad de Manny parecía surtir efecto, una zurda potente y un “upper” aterrizaron en el rostro del “Pretty Boy” quien soltó una sonrisa simulando que no fue dañado.

Don Rafa García y Floyd Mayweather Sr. le pidieron cautela a su pupilo; para el segundo, Pacquiao arrinconó al Campeón Welter del CMB pero dos abrazos y una rápida huida evitaron cualquier daño.

La rapidez y maña de Mayweather Jr. salieron a flote, el filipino falló al menos tres ataques que sólo encontraron aire. Gran derecha le entró de lleno al “Pacman” y estuvieron a punto de intercambiar en corto pero la campana sonó.

Animado y sonriente en el cuarto, Pacquiao dio una cátedra a Floyd en su “fortaleza”, un zurdazo mandó a “Money” contra las cuerdas y un vendaval filipino cayó sobre la humanidad del norteamericano.

¡El MGM Grand estuvo a punto de derrumbarse, pero Floyd se mantuvo en pie!

“Money” puso orden y controló el ritmo del filipino con su distancia, “jabs” de zurda mantuvieron a raya a Pacquiao en el quinto.

Manny metió el acelerador y quiso aplicar otra ráfaga de golpes a su rival escurridizo. Otras letales combinaciones al cuerpo del Campeón no minimizaron su resistencia; con una sonrisa, “Money” lo invitó atacar con todo en el sexto.

El séptimo fue para Manny, otra zurda de nuevo hizo tambalear a Floyd quien volvía a sonreír enfrente de un filipino que buscaba el KO.

A distancia, “Money” descifró que Pacquiao sólo puede atacar en corto y cinco certeros “jabs” encontraron el mentón del filipino en el octavo.

Pacquiao perdió la brújula, el nueve y el diez fueron una clase de boxeo de Floyd; “counters” y “jabs” asestaban sobre el rostro de Manny, quien no podía conectar con seguridad.

Floyd invitaba al “Pacman” a atacar, sólo “jabs” de zurda veía Pacquio delante de él. El último fue sólo trámite para “Money”, la distancia y su impenetrable hombro fueron la base para sólo marcar puntos y amarrar el triunfo.

Al final, las tarjetas marcaron 118-110, 116-112 y 116-112, todas a favor de Mayweather Jr. Y así ratificó que es un boxeador fuera de serie.

Fuente: mediotiempo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *