La mañana de este lunes fueron encontrados y rescatados los cadáveres del niño Ricardo Linares Almazán, de 9 años, y de Yauri Jiménez Rodríguez, de 20 años, quienes fueron arrastrados y sepultados cuando se deslavó un cerro, junto con la menor Yaritzi Raquel Franco Linares, de 14 años de edad, en el poblado de Ahuatenco, del municipio de Ocuilán, Estado de México, en los límites con Cuernavaca, la noche de este domingo.

Sobre esta tragedia, se destacó que autoridades del Estado Morelos y del Estado de México, en coordinación con personal del Ejército mexicano, la Cruz Roja y Bomberos de Cuernavaca, así como del ERUM de la Ciudad de México, participaron en el rescate de los cuerpos de las tres víctimas.

Se informó que a las 9:00 horas del domingo, los cuerpos de emergencias de las dos entidades fueron alertadas de que el menor Ricardo Linares, la adolescente Yaritzi Raquel y la joven Yauri, todos originarios de Morelos, se encontraban en una ladera cuando ocurrió el deslave de tierra que los arrastró y los sepultó.

Tras el fenómeno, vecinos del lugar dieron aviso a las autoridades, por lo que diversas instituciones como la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES), la Coordinación General de Protección Civil, y el Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM), además de un helicóptero del agrupamiento de rescate aéreo Relámpagos, en coordinación con autoridades de Morelos, así como el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Ciudad de México, el Ejército mexicano, la Cruz Roja y Bomberos de Cuernavaca comenzaron la búsqueda de los afectados.

Eso permitió rescatar minutos más tarde y aún con vida a la adolescente Yaritzi, quien rápidamente fue trasladada al Hospital General de Cuernavaca, «Dr. José G. Parres», donde horas después falleció.

Por lo inestable del terreno y el peligro para los rescatistas, la búsqueda del niño y la joven se suspendió la noche del domingo y se reinició la mañana de este lunes, por lo que pasado el mediodía fueron localizados los cadáveres de Ricardo y de Yauri, por lo que se hicieron cargo las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) del levantamiento legal de los cadáveres y de las acciones legales obligadas.

 

OEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *