LONDRES, 16 de agosto.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, concedió asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, solicitado el pasado 19 de junio,

En una rueda de prensa celebrada esta mañana el Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Ricardo Patiño, anunció la decisión de Ecuador acerca de la situación del periodista, la pregunta que se ha formulado en los últimos minutos es cómo saldrá Assange de Londres sin ser detenido por las autoridades.

Agentes de la policía británica hacen guardia en la entrada de la embajada de Ecuador en donde el fundador de Wikileaks permanece refugiado desde hace más de dos meses tras pedir asilo político, en Londres, Inglaterra.

Foto: Especial

Durante esta semana el tema se avivó, pues el martes el periódico británico The Guardian había confirmado la concesión de asilo al activista australiano, noticia que posteriormente fue desmentida por el presidente ecuatoriano.

El pasado 1 de agosto la madre del también periodista, Christine Assange, se reunió con Correa para informarle sobre la situación de su hijo y dijo temer la pena de muerte o posibles torturas contra su hijo si es extraditado a Estados Unidos.

Julian Assange es requerido por la Justicia sueca, que lo investiga por presuntos delitos sexuales, aunque el australiano ha negado las acusaciones.

El fundador de WikiLeaks ha alegado una «persecución» en su contra por solicitar asilo a Ecuador, cuyo Gobierno ha reiterado que tomará una decisión «soberana» y apegada a su vocación «humanista».

Las autoridades ecuatorianas sopesan el riesgo de que sea juzgado por razones políticas y pudiera ser condenado a muerte, en el caso de ser extraditado a Estados Unidos, donde podría ser sentenciado por filtrar cables diplomáticos de ese país.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos Gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

Londres se «decepciona»

El Reino Unido se mostró hoy «decepcionado» con la decisión del Gobierno de Ecuador de conceder asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana de Londres desde el pasado 19 de junio.

En un comunicado, un portavoz del ministerio británico de Asuntos Exteriores indicó que, en virtud de la legislación del Reino Unido y agotadas ya todas las vías legales, «el Gobierno está obligado a extraditar a Suecia» al activista australiano.

Fuente. excelsior.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *