XALATLACO, Méx.- El presidente municipal de Xalatlaco, René Reza Molina, aclaró que su administración es la primera en exigir la suma de voluntades de las instancias federales, estatales y municipales para frenar la tala ilegal en la zona, lo que, además de afectar gravemente la riqueza forestal, ya tiene repercusiones serias en materia hidráulica.

Con relación a la manifestación que actores políticos convocaron este lunes en la plaza municipal de Xalatlaco, presuntamente para exigir que se detenga la operación de grupos delictivos vinculados a la tala clandestina, Reza Molina indicó:

“Yo soy el primero en respaldar este sentido reclamo de mis paisanos de Xalatlaco; desde el principio de nuestra gestión tocamos todas las puertas disponibles para solicitar la intervención de las autoridades competentes para frenar este fenómeno, porque hay que recordar que se trata de una materia federal”, dijo.

“Desde el inicio de esta administración, fuimos convocados a reuniones interinstitucionales de trabajo con autoridades federales y estatales involucradas en la atención de la tala ilegal, entre ellas la Fiscalía General de Justicia, Guardia Nacional, Seguridad Pública Estatal, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y Protectora de Bosques del Estado de México, así como el municipio de Ocuilan que también padece de esta problemática”, recordó.

Precisó que “la atención de la tala clandestina es responsabilidad de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, tal como se establece en el artículo 154 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable”.

No obstante que no es un tema de atención directa del municipio, el alcalde Reza Molina se sumó y respaldó los acuerdos derivados de la marcha pacífica de este lunes, convocada por el Comité Central de Agua Potable.

Tan es así que también ha facilitado a las autoridades correspondientes los medios y la coordinación necesaria en los operativos que se realizan contra la tala clandestina.

Estableció que “en 2020 se logró el aseguramiento de 27 camionetas que se utilizaban para la transportación de madera producto de la tala ilegal; 3 personas fueron puestas a disposición del Ministerio Público por daños contra el medio ambiente”.

Al respecto, Reza Molina dio a conocer que este mismo lunes se recibió la contestación de la Protectora de Bosques del Estado de México, en donde se suma al diálogo y al trabajo conjunto para solucionar el problema, siempre que exista el visto bueno de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente mediante la firma de un convenio de colaboración.

Por último, el presidente municipal de Xalatlaco hizo un llamado al Comité Central de Agua Potable, Subcomités, Bienes Comunales y a toda la población para generar un diálogo constructivo con la participación de las autoridades federales y estatales involucradas, por encima de cualquier interés personal o de grupo, anteponiendo el objetivo común de proteger los bosques y evitar mayores afectaciones por la falta de retención del agua potable, fenómeno que ya afecta a distintas poblaciones del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *