+ Alarma que intenten atribuir agresiones al narco, dicen 
+ Gravísima situación de vulnerabilidad, dice la Casa de los Derechos de Periodistas
+ Llama a vigilar a instancias encargadas de resolver los ataques a las y los comunicadores
Ciudad de México, 22 de agosto de 2012.-La Casa de los Derechos de Periodistas llamó a las y los comunicadores de México a establecer por sí medidas para la prevención de agresiones, ante lo que consideró el fracaso de los gobiernos federal y de los estados en el cumplimiento de su obligación de garantizar las condiciones mínimas de seguridad para el ejercicio del periodismo.
La asociación civil propuso también la articulación gremial para vigilar que cumplan sus obligaciones las instancias gubernamentales responsables de abordar los ataques a las y los comunicadores, pues “la defensa del periodismo libre implica de manera necesaria la lucha contra la impunidad en torno a las agresiones hacia su ejercicio”.
La presidenta de la Casa, Judith Calderón Gómez, convocó al gremio periodístico a unificarse en torno a la seguridad de las y los periodistas y definir acciones en ese sentido durante el Primer Encuentro Nacional de Periodistas Capacitadores en Autoprotección que se realizará en la ciudad de México del 23 al 24 de agosto.
Mediante un comunicado, citó estadísticas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que consideró “ominosas y alarmantes”: de 2000 hasta el mes pasado se habían cometido 82 asesinatos y 16 desapariciones contra periodistas y 28 atentados contra empresas de comunicación.
De esos casos, agregó, 71% permanecen en la impunidad porque las autoridades ministeriales incumplen su obligación de recabar pruebas, según la misma fuente; además, la Fiscalía Especial para delitos contra periodistas ha informado que sólo se ha dictado una sentencia por esos crímenes.
“El periodismo se ha convertido en una de las profesiones más peligrosas del mundo y México ocupa uno de los primeros lugares por el número de asesinatos contra colegas –10 en lo que va del año”, expresó Calderón Gómez.
Señaló que a esas cifras habrá que añadir las agresiones de los últimos días, como la agresión de policías municipales de Ecatepec al corresponsal y al camarógrafo de TvAzteca, Daniel de Rosas Canizales y José Luis Ruiz, así como el ataque a las instalaciones del periódico El Regional del Sur en Cuernavaca, Morelos.
Mencionó también las amenazas de muerte que llevaron a abandonar el país a la periodista Lydia Cacho; las amenazas contra la periodista sinaloense Cecilia Cota Carrasco por parte de un político en activo, “y las que se sumen en las próximas horas”.
Calderón Gómez consideró alarmantes los intentos gubernamentales por atribuir al crimen organizado las agresiones a periodistas, cuando la CNDH ha identificado como los principales agresores a autoridades federales de la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de la Defensa Nacional.
Consideró que el Primer Encuentro Nacional de Periodistas Capacitadores en Autoprotección será una gran oportunidad para unificar al gremio en torno a la defensa de la seguridad de las y los comunicadores, que asegure el libre ejercicio del periodismo en nuestro país.
“Ante la insuficiente acción gubernamental, sólo la unión entre nosotras y nosotros podrá transformar la gravísima situación del periodismo en México, con sus trascendentes implicaciones sobre los derechos civiles y políticos del resto de las y los habitantes de nuestro país, y sobre la posibilidad de considerarnos entre los sistemas democráticos del mundo”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *