http://www.eluniversal.com.mx/img/2012/08/Edo/6EJERCITO.jpg
Foto: El Universal

ZINACANTEPEC, Méx.— Elementos del Ejército Mexicano implementaron los primeros retenes de seguridad en las inmediaciones de Toluca, lo que tomó por sorpresa a cientos de automovilistas que atravesaron alguno de los cuatro puntos considerados “estratégicos”, ya que constituyen los principales accesos a la capital mexiquense.

Tras una ola de 22 ejecuciones registradas en el valle de Toluca durante los últimos 40 días, se instalaron retenes con apoyo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y del Ejército mexicano para localizar armas, drogas y para disuadir la comisión de delitos.

El primero de los cuatro operativos se instaló alrededor del medio día en la franja entre Zinacantepec y Toluca, a la altura de las llamadas “Torres Chicas”, casi esquina con la vialidad Adolfo López Mateos.

En ese punto, así como en los otros tres, se redujeron los carriles para obligar a los automovilistas a bajar la velocidad, mientras que algunos eran detenidos al azar y obligados a orillarse para ser inspeccionados.

Esta vez, a diferencia de operativos intermunicipales y estatales, a los que ya estaban acostumbrados los ciudadanos, las inspecciones incluyeron no solo a taxistas o transportistas, sino a particulares en general, a quienes se les pedía descender del vehículo para revisión la unidad.

Las inspecciones son realizadas directamente por elementos de la SSC, quienes piden abrir las cajuelas y en algunos casos buscan abajo de los asientos y detrás de los respaldos, enervantes, drogas o armas.

También se estuvo solicitando identificación a los automovilistas y documentos de los vehículos.

Otro retén más fue instalado sobre la avenida Pacífico, a la altura del paraje conocido como “La Coca”, en ambos sentidos. El tercero se ubicó simultáneamente en la carreta Toluca-Naucalpan, a la altura de su conexión con Boulevard Aeropuerto.

En la víspera, el secretario general de gobierno, Ernesto Nemer Alvarez, confirmó que estos operativos responden a una estrategia de reforzamiento de la seguridad y vigilancia en el Valle de Toluca, tras las ejecuciones registradas en días recientes.

Estos filtros de seguridad se suman al operativo “Cobalto”, que comenzó a operar la semana pasada logrando la detención de 11 integrantes de la organización La Familia Michoacana entre ellos dos de sus presuntos líderes identificados como El pantera y El Johnny acusados de 23 ejecuciones en el Valle de Toluca.

Las autoridades llamaron a denunciar los delitos de narcomenudeo, secuestro, extorsión, o cualquier otro ilícito al número 01800 003 5353.
María Teresa Montaño y Jorge Alvarado

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/edomex/6243.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *