Reconoce UAEM a Fernando Cano con Doctorado Honoris Causa

  • Al investirlo con la máxima distinción que otorga la UAEM, el rector Jorge Olvera García reconoció la fecunda trayectoria del escultor mexiquense, a quien expresó respeto y admiración por su trabajo plástico.
  • La comunidad de la Autónoma mexiquense se siente orgullosa y afortunada de que una personalidad como Fernando Cano forme parte de esta casa de estudios en calidad de profesor y creador, puntualizó el rector.
  • Fernando Cano expresó su orgullo al ver en esta ceremonia a algunos de aquellos jóvenes que pasaron por su taller y que ahora son profesionales y maestros exitosos, que ponen en evidencia que “los años vividos valieron las largas horas de trabajo”.

comun 1019 (11)TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO.- Como un justo homenaje a su trayectoria, la Universidad Autónoma del Estado de México reconoció a Fernando Cano Cardoso con el Doctorado Honoris Causa; al investirlo con la máxima distinción que otorga la UAEM, el rector Jorge Olvera García reconoció la fecunda trayectoria del escultor mexiquense, a quien expresó respeto y admiración por su trabajo plástico.

Jorge Olvera García invistió a quien llamó el “Escultor de Fuego” con la toga y el birrete, como parte de la solemnidad que tiene este acto tan importante en la institución, y le impuso la venera universitaria que por una de sus caras contiene el estandarte del Instituto Científico y Literario Autónomo (ICLA) y por el otro, el escudo de la UAEM.

Ante la directora del Instituto Mexiquense de Cultura, Carolina Alanís Moreno; la esposa del rector, Aurora Herreros Ramiro, y su esposa, Martel Cano, el hijo del pintor y escultor Juan Cano Huitrón expresó su orgullo al ver en esta ceremonia a algunos de aquellos jóvenes que pasaron por su taller y que ahora son profesionales y maestros exitosos, que ponen en evidencia que “los años vividos valieron las largas horas de trabajo”.

“He tenido algunos aciertos y cometido algunos errores, he llorado y también amado; a través de mi obra he volado; en forma de mujer, he enfrentado mis miedos, anhelos y pasiones. No he sido el mejor, pero tampoco el peor; no he hecho lo que he querido, solamente lo que he podido”, manifestó Fernando Cano en el Aula Magna “Lic. Adolfo López Mateos” del Edificio de Rectoría, donde se dieron cita amigos, compañeros y familiares, así como personalidades de la cultura y las letras de la entidad.

Acompañado por la secretaria de Investigación y Estudios Avanzados de la UAEM, Rosario Pérez Bernal, y el director de la Facultad de Artes -organismo académico que propuso otorgar el Doctorado Honoris Causa al artista-, José Edgar Miranda Ortiz, Olvera García destacó que encontrar la obra del escultor nacido en el municipio mexiquense de El Oro, en las plazas públicas y en otros lugares concurridos, es prueba fehaciente de la franqueza de sus creaciones.

La comunidad de la Autónoma mexiquense se siente orgullosa y afortunada de que una personalidad como Fernando Cano forme parte de esta casa de estudios en calidad de profesor y creador; estamos convencidos de que su trayectoria de vida y como artista reflejan un interés y amor genuino por el arte y una inclinación por el trabajo que deben ser tomados como referente de éxito, puntualizó el rector.

Como humanistas que somos los universitarios, dijo, concebimos al hombre en tanto ser inacabado, que tiene la posibilidad de perfeccionarse, pero también tiene la necesidad intrínseca de buscar la forma de completarse y expresar sus miedos, angustias y todo lo que implica ser hombre. “El arte es esa vía de expresión y por eso todas las actividades que se le relacionan constituyen un elemento muy relevante para la Administración 2013-2017”.

Finalmente, Jorge Olvera García hizo votos para que el artista siga inspirando al mundo con lo sublime de sus creaciones. Que al igual que el fuego que plasma en sus esculturas, su ejemplo sea “motor de la regeneración periódica” para los universitarios, que su genio y dedicación sigan siendo un dechado para los artistas jóvenes del Estado de México, para que la entidad sea conocida como tierra de desarrollo, pero también como cuna de creadores, de hombres y mujeres creativas y laboriosas”.

Rosario Pérez Bernal definió a Fernando Cano como el “forjador de sueños”; ante el golpe certero del martillo, hace al hierro maleable y rescata el trabajo de Vulcano, añade y crea mundos agregándoles lo que les falta, deja que el arte se manifieste a través de sus manos, dijo la universitaria.

En tanto, José Edgar Miranda Ortiz enfatizó que Fernando Cano Cardoso, con 50 años de labor ininterrumpida, es considerado uno de los principales exponentes del arte en la escultura, con una técnica única en el hierro forjado, innovadora y que deriva en una excelsa expresión. “Es un hombre sencillo que ha dejado una escuela y así se lo reconocen sus discípulos y la UAEM”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.